Saltar al contenido

Las ventajas de utilizar vinilos adhesivos en la decoración infantil

2 agosto, 2018

Imágenes de cuatro habitaciones decoradas con vinilos infantiles

Decorar una habitación infantil es todo un desafío y es que son muchos los factores que tenemos que tener en cuenta. En primer lugar hay que valorar la edad del niño. Es evidente que no podemos realizar la misma decoración para un bebé que para un preadolescente.

Sin embargo, es más que probable que el niño utilice la misma habitación durante mucho tiempo, por lo que tendremos que hacer varios cambios en la decoración según vayan cambiando las necesidades del niño.

Es necesario realizar una buena planificación si queremos ir adaptando la decoración sin que nos suponga tener que hacer una inversión cada poco tiempo.

Te cuento un par de trucos para que puedas sacar el máximo partido a la decoración de una habitación infantil utilizando vinilos decorativos.

1 -Coloca vinilos decorativos en las paredes

Aunque el color que apliques en la pared de la habitación depende básicamente de tu gusto personal, te recomiendo que elijas colores neutros.

Los colores fuertes y vibrantes pueden ser una tentación, pero es fácil cansarse de ellos, además de que condicionan mucho el color de los accesorios y los muebles.

En todo caso puedes pintar una de las paredes en un tono más fuerte o contrastando con el resto y utilizar un vinilo infantil para darle personalidad y convertirla en el foco de atención del cuarto.

Los vinilos decorativos se colocan y retiran con facilidad, y son muy económicos, por lo que  siguiendo el crecimiento y la evolución del niño podemos decorar su habitación con diferentes vinilos que respondan a sus necesidades e intereses.

Desde dibujos dulces y cargados de ternura apropiados para la habitación de un bebé

hasta los vinilos de pizarra que permiten al niño desarrollar su creatividad o los mapas educativos, siempre encontrarás un vinilo adecuado a cada edad.

También puedes utilizar stickers. Los stickers son vinilos adhesivos de pequeño tamaño que pueden colocarse independientemente. Esto te permite adaptarte a cualquier espacio que quieras decorar o repartir los stickers por toda la pared consiguiendo el efecto del papel pintado.

2 – Personaliza los muebles con vinilos decorativos

Otro factor importante en la decoración de una habitación infantil son los muebles. Si quieres que te sirvan durante mucho tiempo tienes que elegir muebles duraderos y versátiles, que se puedan ir transformando con él.

Las cunas que se convierten en cama o los cambiadores que se transforman en cómodas son un buen ejemplo.

Si eliges muebles sencillos y funcionales los podrás utilizar durante mucho tiempo y personalizarlos a tu gusto con vinilos infantiles según vayas cambiando la decoración de la habitación.

En conclusión: utilizar vinilos decorativos infantiles es una opción muy inteligente para decorar y nos permite que la habitación vaya cambiando con el niño y adaptándose a sus gustos y necesidades de una manera sencilla y económica ¡Qué más se puede pedir!